Pochoclos Dulces Secreto de Luciana Salazar

Una de las rubias más infartantes de la Argentina, que se las ha arreglado para no pasar de moda, confiesa cuáles son sus cuidados en materia de belleza. Lejos de las dietas estrictas y las rutinas de gimnasio agotadoras, Luli ha demostrado estar más cerca del común de las mujeres de lo que se puede imaginar.

En efecto, aquella imagen de femme fatale que supo cautivar todas las miradas en la entrega de premios MTV Latinoamérica 2003 parece haber quedado congelada en el tiempo, puesto que, casi quince años después, Luciana Salazar sabe cómo hacer suspirar a la platea masculina.

En una entrevista con la revista Caras, la modelo cuenta que no es fanática de las dietas rigurosas a la hora de mantener su peso, ya que prefiere darse unos buenos lujos gastronómicos y comer alimentos ricos en calorías. Desde chocolates hasta papas fritas, Luli asegura que no escatima al momento de llenar su estómago, siendo los Pochoclos Dulces Secreto mejor guardado.

No obstante, a pesar de comer con libertad, Salazar confiesa que le dedica un buen tiempo a sus rutinas de ejercicio, tratando de ponerlas en práctica casi todos los días. Eso si, la vedette procura no volverse adicta al espejo y le escapa al cuidado obsesivo del físico. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *